Instagram dobla la duración máxima de sus videos
septiembre 28, 2020
La hija de Jennifer López publica un libro para inspirar a los niños llamado Señor ayúdame
septiembre 28, 2020

Dirigimos nuestros corazones a nuestro Señor y Salvador: Mensaje de Trump en el Día Nacional de Oración y Retorno

Este fue el mensaje presidencial en el Día Nacional de Oración y Retorno, emitido el 26 de septiembre de 2020

«En este primer Día Nacional de Oración y Retorno, la Primera Dama y yo nos unimos a millones de cristianos aquí en los Estados Unidos y en todo el mundo en la oración, mientras dirigimos nuestros corazones a nuestro Señor y Salvador», dijo el presidente Donald Trump.

«Nuestra gran Nación fue fundada por hombres y mujeres de profunda y duradera fe, una fe que ha resistido la prueba del tiempo. Hace 400 años, los primeros colonos americanos confiaron sus vidas a Su providencia y se enfrentaron a un viaje al Nuevo Mundo».

«Desde los peregrinos que buscaron Su protección a bordo del Mayflower hasta los innumerables creyentes que hoy en día inclinan sus cabezas para pedir Su guía durante estos tiempos sin precedentes, nuestro país continúa volviéndose al Señor. Siguiendo los pasos de nuestros antepasados continuamos «confiando firmemente en la protección de la Divina Providencia» que nos proporciona una fuerza y una tranquilidad duraderas en nuestros tiempos de necesidad».

«Las pruebas y tribulaciones que el pueblo americano ha enfrentado en los últimos meses han sido grandes. Sin embargo, como hemos visto una y otra vez, la resolución de nuestra ciudadanía -fortificada por nuestra fe en Dios- nos ha guiado a través de estas dificultades y ha ayudado a unirnos como una sola nación bajo Dios».

«Mientras continuamos combatiendo los desafíos que nos esperan, debemos recordar las sabias palabras del Presidente George Washington durante su primer discurso presidencial: «Nunca se pueden esperar sonrisas propicias del cielo en una nación que desatiende las reglas eternas del orden y el derecho, que el mismo Cielo ha ordenado». Como país y pueblo, renovemos nuestro compromiso con estos principios permanentes e intemporales».

«Hoy, me complace unir mi voz a la suya para agradecer a Dios por bendecir esta nación con gran poder y responsabilidad. Con reverencia, humildad y agradecimiento, rogamos su continua guía y protección».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
SALUDOS!
EN QUE PODEMOS AYUDARLE?