Se registran nuevos ataques entre Gaza e Israel al romperse pacto de alto al fuego
junio 17, 2021
Repostero cristiano que se negó a hornear pastel con temática LGBT pierde el caso en la corte
junio 17, 2021

La esposa del actor Terry Crews habla de cómo Dios restauró su matrimonio tras infidelidad y adicción a la pornografía

Rebecca Crews, la esposa del actor Terry Crews, nunca olvidará la noche en que pensó que su marido no iba a volver a casa.

«Mi marido y yo habíamos pasado por una ruptura muy amarga y estábamos tratando de reconstruir nuestro matrimonio cuando tuvimos una pelea verbal», recuerda.

«Siempre había tenido esos miedos internos al rechazo y al abandono, por lo que a menudo, cuando nos peleábamos, mi marido cogía sus cosas y se iba. Me abandonaba allí con todos mis sentimientos. Y siempre me dejaba en este estado congelado y temeroso. Me sentaba allí, conteniendo la respiración, meciéndome en la silla con mi almohada porque mi mayor temor era que me dejara. No podía rezar. No podía hablar. Era un vacío amargo y oscuro para el que no podía encontrar expresión».

Después de estar sentada allí durante lo que «se sintió como una eternidad», Crews sintió la fuerza para gritar: «Dios, ¿qué hago?». Al instante, oyó a Dios hablar para decirle: «Escribe, Rebecca».

La oradora y autora de 55 años contó que sus «manos cayeron instantáneamente sobre el teclado, y la canción ‘Breathless llegó en unos 10 minutos».

«Eso inició un viaje con mi escritura, en el que escribo lo que sea que esté pasando en mi vida. Escribo sobre el dolor por el que he pasado, escribo sobre algunas de las cosas que la gente ha compartido conmigo, sus historias de desamor, y la fidelidad de Dios».

Los Crews llevan casados 32 años y tienen cinco hijos, y han superado juntos tormentas impensables, desde el «increíblemente doloroso» descubrimiento por parte de Rebecca de la infidelidad de Terry hasta la adicción de éste a la pornografía durante décadas, temas que la pareja trata con franqueza en sus memorias, Stronger Together.

«Creo que debo respetar, reverenciar y permitir que mi marido dirija nuestra familia», dijo.

«Sin embargo, no creo que deba ser un felpudo. Y en muchos aspectos, lo fui. Y hubo abuso en mi familia que me permitió ser codependiente y abuso en su familia que le dio un chip en el hombro. Y en ese momento, la iglesia no ayudó, porque a veces la iglesia puede ser tan complaciente con el fracaso masculino y esperar que las esposas miren hacia otro lado perdonando».

Pero después de años de asesoramiento y de reconstruir su matrimonio, la pareja es hoy «más fuerte que nunca» y comparte su historia para inspirar y animar a otros.

«Hoy, miro a mi marido y siempre digo que es mejor hombre que yo. Se aferró a la Palabra de Dios, y se aferró a las Escrituras, y simplemente corrió con todas sus fuerzas».

«Él dijo, ‘Dios, no quiero ser más así’. Y me asombra cada día. Realmente es la versión más amable y gentil de Terry Crews porque dejó que Dios hiciera un trabajo en su vida», expresó Crews.

«No somos en absoluto perfectos, pero me encanta la relación que tenemos hoy. Está libre de miedo».

Rebecca contó sobre el aguijón de la traición, el dolor del abandono, y la belleza de la redención a través de su música – una práctica que ella llama una «forma de terapia». Muchas personas, dice, han compartido con ella cómo han encontrado esperanza a través de sus palabras y su historia.

«Me convertí en cristiana a los 17 años y siempre quise hacer algo que permitiera a Dios utilizarme», contó. «Y nunca pensé que sería así, pero estoy muy agradecida porque esto es otra realización de un sueño».

La artista creció en un hogar musical, cantó en la iglesia y dirigió coros, por lo que aventurarse en el mundo del canto y la composición fue un territorio cómodo para ella.

«La música está en mi ADN. La música no es algo nuevo para mí; es sólo que mucha gente no me conoce como músico porque me tomé un descanso de la actuación para criar a mi familia», compartió.

«Sentí que Dios me decía que criara a mi familia, así que seguí cantando en el coro de la iglesia mientras criaba a mis hijos».

Hace casi dos décadas, Crews sintió que Dios tiraba de su corazón, diciéndole que hiciera su propia música. Una de las primeras canciones que escribió era del Salmo 91 y tenía un «aire de jazz latino». Pero los productores le dijeron que era «demasiado sexy» para ganar popularidad en el mundo del CCM, y que era «demasiado bonita» para ser una artista cristiana.

«Fue difícil en ese momento; mi música nunca despegó en el mundo cristiano», dijo. «Pero ahora, puedo ver que el Espíritu Santo me estaba diciendo que me estaba limitando como compositora y que debía escribir lo que fuera que estuviera pasando en mi vida».

En marzo de 2020, Crews fue diagnosticada con cáncer de mama e inmediatamente se sometió a una doble mastectomía para su tratamiento dos semanas después de su diagnóstico. El evento, dijo, le dio una «nueva pasión por la vida».

«Los sueños no tienen límite de tiempo», dijo. «No dejo de asombrarme y sorprenderme de la bondad del Señor porque sigue dando vida a mis sueños. Y esa es una trayectoria que vemos en las Escrituras; Sara tenía 100 años antes de tener un bebé. Dios le hizo una promesa y la cumplió. A veces, cuanto más esperas, más preciosa es la cosa».

«A través de mi música, intento ser real y honesta, y dar a las mujeres algo con lo que puedan relacionarse», añadió. «Quiero que la gente sepa que no está sola».

La clave para superar las pruebas y encontrar la propia vocación, dijo Crews, es «escuchar a Dios y dejar que te muestre cuándo, dónde y cómo moverte en la fe».

«Deja que el Señor te guíe», dijo. «Vale la pena luchar por tus sueños».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *