Con un video de WhatsApp hackearon el teléfono del hombre más rico del mundo
enero 26, 2020
LeBron James pasa a Kobe y es el tercer máximo anotador en la historia de la NBA
enero 26, 2020

No mencionaré el nombre del Señor en vano dijo el actor Neal McDonough

El famoso actor, Neal McDonough de 53 años, dijo que hay cosas que no hará frente a una cámara, cosas que violarían su fe.

«No mencionaré el nombre del Señor en vano, y luego no besaré a otra mujer», dijo recientemente a Fox News.

«Las escenas de sexo no son para mí. Y creo que, cielos, hay suficientes escenas de sexo por ahí y estando yo en mis cincuenta años no estoy seguro de si alguien quiere verme haciendo esas cosas de todos modos, pero es un nivel de comodidad».

«No me siento muy cómodo haciendo eso», continuó. «Y supongo que probablemente por eso interpreto tantos personajes villanos, porque me encanta actuar, y soy muy bueno en ello. Es un talento dado por Dios, así que para que yo tenga una carrera, tengo que averiguar creativa e inteligentemente y sabiamente cómo puedo seguir haciendo lo que hago».

McDonough, un seguidor de Cristo, ha aparecido en varias películas y series de televisión populares en los últimos años, incluyendo Band of Brothers, Flags of Our Fathers, Minority Report, Desperate Housewives y Justified.

Ahora protagoniza la temporada 2 de la serie de History Channel «Project Blue Book», que se estrenó el año pasado.

McDonough lleva 20 años casado con la modelo Ruvé Robertson, y descubrió rápidamente que tomar una posición como cristiano en Hollywood puede costarle.

Llegó a los titulares en 2019 cuando reveló a la revista Closer Weekly  que su política de «no escenas de amor» le costó un papel en la serie de horario estelar de ABC «Scoundrels» en 2010.

Dedicado a su esposa, dijo «No» a hacer escenas de sexo con la actriz Virginia Madsen. Fue un movimiento que, según los informes, le costó 1 millón de dólares.

McDonough dice que su despido también lo calificó como un fanático religioso en la ciudad de Oropel durante varios años.

«Me sorprendió, y fue una situación horrible para mí», dijo a la revista Closer Weekly.

«Después de eso, no pude conseguir un trabajo porque todos pensaban que era un fanático religioso. Soy muy religioso. Pongo a Dios y a la familia en primer lugar, y a mí en segundo lugar. De eso vivo. Fue difícil durante unos años»

«No besaré a ninguna otra mujer porque estos labios son para una mujer», dijo McDonough.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
SALUDOS!
EN QUE PODEMOS AYUDARLE?